Administración en odontología


Creo que no pensamos bien la palabra hasta que tenemos nuestro propio consultorio. Y aunque parezca algo raro de escuchar, la administración de empresa y gestión en odontología es una realidad muy poco discutida en nuestro ámbito. 

Hoy te vengo a hablar un poco de ello y cómo nos puede ayudar a mejorar nuestra practica laboral.

Sabemos que nuestra prestación de servicio es la SALUD, debemos producir y generar ese servicio de la mejor manera posible a favor de nuestros clientes, en este caso nuestros pacientes. Como no hay negocio sin clientes, oferta sin demanda. Nuestro cometido es pensar en cómo satisfacer ya sea dudas, resolución de problemas y tratamientos adecuados para que los mismo puedan elegirnos, por lo que ofrecemos. Generar valor en nuestra práctica es lo que nos va a hacer destacar. La capacitación profesional marca la diferencia, la ética profesional también. Si no tenemos algo que nos destaque de los demás, seremos uno más del montón y así se hace más complicado lograr el éxito.

¿Pero esto funciona? Hace años que entramos en una práctica totalmente distinta a la que solia ser, el paciente demanda una buena atención, ya no somos el monstruo del dolor en algunos casos, ya no somos simples sacamuelas o tapa huecos. Así como avanzo la industrialización hacia la economía del conocimiento, así es como avanza nuestra profesión con ello. Asi que mirate a ti mismo como una empresa.

¿Cual es tu principal activo? Tu preparación académica, tus manos, tu técnica.

¿Tu lugar de trabajo? Tu consultorio. Su ubicación, sus muebles, el instrumental, su estética, su orden.

Siendo este tu punto de partida, administrarse bien, es esencial y provechoso. Asi que manos a la obra.

Tenemos cuatro puntos de partida.

1. Planificación:

  1. Bueno, creo que antes deberíamos investigar o hacernos algunas preguntas. 
    • ¿Qué queremos?¿Qué deseamos lograr?
    • ¿Cuales son nuestras falencias? ¿En que debemos mejorar?
    • ¿Nuestro trabajo es ordenado? ¿En qué nos destacamos?
    • En el caso de tener personal a cargo ¿Saben cuales son nuestras metas? ¿Ellos saben lo que yo quiero para que el negocio crezca? ¿Saben seguir protocolos? ¿Trabajan de manera ordenada?

Luego de meditar y responder estas preguntas, ya tenemos un punto por el cual comenzar, es hora de marcar objetivos de manera métrica. Ponte una fecha, traza metas en el tiempo, no sólo para ti sino también para las personas que diriges. A pesar de ser una profesión solitaria, a veces nos toca trabajar con colegas, asistentes y si tienes la suerte de tener una centro especializado, con diferentes profesionales, que van a enriquecer mucho tu práctica. 

Comunicar la VISION y MISION de tu empresa a tus empleados o colegas va a hacer que ellos sientan el propósito por el cual estar en ese lugar. En lo posible debemos generar un ambiente de trabajo favorable pues la maquinaria se mueve entre todos. 

Y si por eso sucede que te encuentras solo, también es bueno tener presente la visión y misión de tu consultorio, también está bien tomarse unos días para descansar y mimarse un poco,apartar tiempo para meditar y pensar. Recuerda que Tú eres tu empresa y si esta no funciona bien, no va a ser tan redituable como quieres.

2. Organización:

cuando nos referimos a la misma nos encontramos en el campo de los recursos humanos. Si trabajamos con personas debemos:

  • Asignar a cada persona al puedo que nosotros creamos que se pueda desempeñar mejor
    
  • Explicarles las normas y responsabilidades.
    
  • Es importante tener reuniones, para fijar objetivos, comunicar noticias, conocer nuestro equipo.

3. Control:

Una de las claves en administración, porque nos permite asentar aún más los otros pilares, y consiste en MEDIR el avance de nuestra empresa, verificamos que todo va bien y si encontramos alguna falencia, tratamos de corregir. Acá también podemos documentar todas las operaciones, verificamos cifras, avances, procesos, crecimiento.

TENEMOS UN CUARTO PUNTO, que es fundamental y es la DIRECCIÓN, pero como es un tema extenso, hoy lo dejamos ahí. En la próxima entrada vamos a ver un poco más acerca de administración y gestión en odontología. No olvide que la suerte favorece a la mente preparada.