Tipos de pacientes en la consulta odontológica

doctor y paciente

A medida que pase el tiempo conoceremos distintos tipos de pacientes y hoy en día inmersos en el mundo de la inmediatez, se hace cada vez más común que nos acoplemos a este crecimiento, abrir redes sociales para captar más pacientes, campañas de marketing digital, historias en Instagram y muchas otras cosas más.

Parece lejana la relación que solían tener con nosotros los pacientes hace años, hoy en día ellos buscan y tienen acceso a cantidades inmensas de información, que puede ser un pro o un contra a la hora de nuestras prácticas. Ya no existe más esa autoridad marcada por el guardapolvo o chaqueta blanca que nos enseñaron alguna vez.

Ahora todo se basa en el consumo y en la experiencia del cliente, esto también hace que ellos sean mucho más exigentes que las generaciones anteriores. Lo que buscan es cubrir sus necesidades de manera concreta y cómo los hagamos sentir, marcará la diferencia.

Lo importante entonces, es saber identificar a cada uno de estos tipos pacientes. ¿Cómo lo hacemos?

Primero, preguntar y dejar hablar, saber escuchar el tiempo que sea necesario. Aquí vamos a identificar sus preocupaciones principales, sus motivaciones y sus necesidades, además del tipo de personalidad.

Para esta identificación vamos a usar el TARGET DISC, que es una herramienta que nos permite conocer y comprender mejor a las personas, presentándonos cuatro estilos, RACIONAL, EMOCIONAL, EXTROVERTIDO E INTROVERTIDO. A la vez lo agrupamos en ejes y de la combinación de los mismos obtenemos estilos básicos de comportamiento.

¿Cómo debes comunicarte con cada uno de estos tipos de pacientes?

Paciente RACIONAL/ EXTROVERTIDO

  • Sé claro y específico: ve al grano y no te andes con vueltas.
  • Habla exclusivamente de temas profesionales.
  • Organízate y comenta los temas de manera ordenada y lógica.
  • Preséntale distintas alternativas y las razones de cada una.
  • Hazle preguntas muy concretas y específicas.

Qué debes evitar con estos pacientes  

  • Divagar o mostrarte inseguro
  • Hacerle falsas promesas o garantías infundadas.

En cuanto a tu lenguaje corporal, es bueno que mantengas la distancias, que le des la mano con fuerza y que le sostengas la mirada de forma directa. Tu tono de voz debe ser fuerte y seguro, sin vacilaciones.

Paciente EMOCIONAL/EXTROVERTIDO

  • Déjale tiempo para socializar, pregúntale a qué se dedica.
  • Céntrate en explicarle todo lo que tenga que ver con las acciones y las personas y el resto de detalles, dáselos por escrito.
  • Pregúntale por su opinión.
  • Proponle distintas ideas para llevarlas a cabo.
  • Intenta mostrarte estimulante, entretenido y rápido.

Qué debes evitar con estos pacientes  

  • Ser demasiado directo, cortante, frío o callado.
  • Ir solo a lo profesional, y no interesarte por él o ella en lo personal.
  • No tener en cuenta sus opiniones..

En cuanto a el lenguaje corporal mantente cerca, explícate de forma expresiva y con una postura relajada. Además, otra cosa que te ayudará es no utilizar un tono de voz monótono sino modular la voz, ser amigable y entusiasta. Si consigues caerle bien como persona, tendrás mucho ganado, ya que lo que más valora este tipo de personas son los vínculos y las relaciones.

Paciente INTROVERTIDO/RACIONAL

  • Prepara con antelación lo que vas a decirle y ve directo al tema.
  • Cumple todo lo que le prometas.
  • Preséntale un plan de tratamiento claro, detallado con las actividades a realizar y las fechas concretas.
  • Tómate tu tiempo y sé persistente.
  • Si no está de acuerdo, utiliza datos, hechos o testimonios de personas reconocidas que le aporten autoridad.
  • Mantén las distancias.

Qué debes evitar con estos pacientes 

  • Ser desorganizado o inseguro.
  • Mostrarte demasiado personal o informal.
  • Forzarle o insistirle para que tome una decisión rápida..
  • Ser brusco o demasiado rápido.

Con estos pacientes azules, al igual que con los racionales/extrovertidos, es muy importante mantener las distancias, mostrarte en una postura firme. Por otro lado, te favorecerá utilizar un tono de voz seguro, con pocas modulaciones y mantener un contacto visual directo.

Paciente INTROVERTIDO/EMOCIONAL

  • Muestra un interés sincero por su persona y rompe el hielo con comentarios personales.
  • Escúchale activamente e identifica sus objetivos e ideas.
  • Preséntale tus ideas de forma amigable.
  • Hazle preguntas específicas.
  • Dale tiempo para que tome una decisión.

Qué debes evitar con estos pacientes

  • Ir directo al tema sin interesarte por él, le parecerás frío.
  • Forzarle para que tome la decisión que tú quieres.
  • Mostrar exigencia.
  • Interrumpirle mientras habla.
  • Prometer algo que no puedas cumplir.

En cuanto a tu lenguaje corporal, adopta una postura relajada, inclínate hacia atrás y haz pocos gestos. También te ayudará utilizar un tono de voz suave, cálido y un volumen bajo.

Me gusto mucho haber encontrado esto, espero lo puedas aplicar y comenzar a ver la diferencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.